Saltar al contenido
Celulas Madre Web

Células madre embrionarias o fetales

celulas madre embrionales y fetales
Células madre embrionarias o fetales
4.5 (90%) 4 votes

Las células madre embrionarias, también denominadas fetales o germinales, son aquellas que se encuentran en el embrión mientras este no se encuentra formado por completo. Unas células que forman parte del embrión de 4 o 5 días de edad y que cuentan con una muy elevada capacidad de diferenciación, por lo que pueden transformarse en todos los tipos celulares de un organismo adulto.

El potencial clínico de las células madre embrionarias humanas y su propio descubrimiento, constituye el avance médico-científico de mayor relevancia de lo que llevamos de siglo. Otros nombres por los que son conocidas estas células son Embryonic Stem Cells o EScells, en inglés.

¿Dónde se obtienen?

Las células madre embrionarias son obtenidas de fetos abortados o de óvulos fertilizados que sobran de una técnica de fecundación in vitro (FIV). Puede hablarse por tanto de diversas maneras de obtener estás células fetales:

  • Extrayéndolas de los embriones
  • Mediante técnicas de clonación
  • Forzando la división de óvulos no fecundados (el menos utilizado de los 3)

Las células madre embrionarias deben ser extraídas en el estado de blastocito, colocando para ello la masa celular interna del blastocito en una placa de cultivo contenedora de un caldo rico en nutrientes.

Al no contar con la necesaria estimulación para diferenciar, comienza su fase de división y réplica, al tiempo que mantienen intacta su capacidad de convertirse en cualquier tipo de célula de las que componen el organismo humano. Por último, estas células no diferenciadas pueden ser objeto de estimulación para crear células especializadas.

¿Para qué sirven las células madre embrionarias?

Las células madre embrionarias sirven para la obtención de un conocimiento mayor en relación a los mecanismos y señales que permiten que esta célula pluripotente cree células diferenciadoras del organismo.

Así, se obtienen de la masa celular interna del embrión de 4 o 5 días de edad, encargándose de formar los tipos celulares de un organismo adulto. Entre sus cualidades más relevantes destaca la de poder mantenerse de modo indefinido tanto en el embrión como en ciertas condiciones de cultivo y que, al dividirse, forman una célula igual a la que la originó.

¿Cuáles son los problemas éticos que presentan?

En el centro del debate ético, pero también científico y hasta político, se sitúa el uso para la investigación de las células madre embrionarias. Unas células que ofrecen esperanza de nuevas terapias pero cuya utilización ha sido de lo más discutida.

No en vano, cada país ha tomado posiciones al respecto, eligiendo regular de maneras distintas tan controvertida cuestión. Un tema que divide a la opinión pública y que se asienta sobre complejos dilemas éticos nada fáciles de resolver.

La investigación con células madre fetales plantea el dilema moral de obligarnos a escoger entre dos principios como son:

  • El deber de la prevención o el alivio del sufrimiento
  • El deber del respeto al valor de la vida humana

Dos principios morales fundamentales imposibles de respetar al mismo tiempo pues, para la obtención de este tipo de células, el embrión temprano tiene que ser necesariamente destruido. Es entonces cuando se plantea qué principio debe prevalecer en este caso, lo que enlaza con cuál es la óptica desde la que debería verse el embrión para poder discernir si se le confiere o no el status de persona.

¿Cuál es la siguiente etapa?

Hasta ahora, los científicos han logrado hacer células ES de ratas y ratones, seres humanos y otros primates. En el futuro se espera conseguir hacer células ES también de otras especies.

Los investigadores igualmente se aplican en sus laboratorios para poder expandir y perfeccionar los métodos que permitan la creación de tipos particulares de células adultas a partir de células embrionarias. El desafío a batir es el control exacto de cómo pueden diferenciar las células madre fetales.

Las nuevas líneas de investigación, pese a las iniciales limitaciones, radican en la posible utilización de las células germinales para hacer células adultas que a su vez puedan trasplantarse en pacientes, ayudándolos a sanar el tejido enfermo o herido.

Un objetivo que todavía se ve lejano pero que supondría un avance en la materia de proporciones incalculables. He aquí la razón por la que investigadores de todo el mundo tienen puestas sus miras en las células madre embrionarias y en el alcance de un mayor entendimiento sobre ellas.

Otros artículos que te deberían interesar:

 

Fuentes y Referencias:

DMCA.com Protection Status

error: Content is protected !!