Saltar al contenido
Celulas Madre Web

Células madre unipotentes

células madre unipotentes
Células madre unipotentes
4.5 (90%) 4 votes

Las células unipotentes son unas células madre que tan solo pueden generar un único tipo de células. Surgen a partir de las células pluripotentes y son las que cuentan con el potencial de diferenciación más bajo, mucho menor que el de aquellas células troncales capaces de dar lugar a una amplia gama de tipos de células.

Dado el inmenso interés despertado por las células madre pluripotentes y totipotentes, las células madre unipotentes han recibido mucha menos atención en lo que a nivel de investigación se refiere. No obstante, su potencial para el tratamiento de temas de salud es enorme.

¿Cuáles son sus características?

Las células madre unipotentes tienen la capacidad de diferenciarse en un único tipo de célula o tejido, lo que no es óbice para que tengan la propiedad de la auto-renovación, cuya importancia es compartida con el resto de las células madre. Además, pese a su limitado potencial de diferenciación, las células unipotentes hacen gala de un gran potencial terapéutico para el tratamiento de lesiones y enfermedades.

Las células madre unipotentes se caracterizan también por su propiedad para diferenciar, que es única, y se traduce en la posibilidad de formar células especializadas. Por si esto fuera poco, cuentan igualmente con la capacidad para proliferar, o lo que es lo mismo, de dividirse en varias ocasiones.

Así las cosas y aunque ya se ha aludido a su muy limitada capacidad para diferenciarse en comparación con otros tipos de células madre, sin embargo, su capacidad para auto-renovarse, las convierte en candidatas ideales para uso terapéutico al tratar enfermedades. De esta manera, pueden generar células sanas y viables destinadas a los trasplantes.

¿Cómo transcurre su proceso de desarrollo?

Las células madre unipotentes surgen a partir de las células madre pluripotentes. Una célula pluripotente es una célula que puede convertirse en un número limitado de tipos de tejidos y que surge de las células madre pluripotentes y totipotentes, capaces de dar lugar a todo tipo de células especializadas del organismo. Cuando una célula madre unipotente comienza a diferenciarse da lugar a una célula madre específica.

¿Cuáles son los beneficios de las células madre unipotentes?

Entre los tipos más abundantes de células madre unipotentes se encuentran las células de la piel que se hallan en el epitelio, que es la capa más externa del tejido, el cual cuenta en sí mismo con una capa superior de células muertas epiteliales escamosas. Guarda una cierta similitud con las membranas mucosas que recubren tanto la boca como otras cavidades del cuerpo.

Tomar una porción de células de la piel de un paciente que no estén dañadas, propicia su desarrollo para el trasplante sobre áreas quemadas del cuerpo de dicho paciente. Una técnica fundamental para las personas que han sufrido quemaduras, sobre todo si se tiene en cuenta el dolor que experimentan, a lo que hay que sumar la posible desfiguración durante y tras la curación.

Ahora bien, una importante limitación de esta tecnología es su extremo coste en tiempo, debido a que el crecimiento de un pedazo de piel lo suficientemente grande puede llevar varias semanas.

El futuro está en la medicina regenerativa

Es cierto que en principio el tratamiento con células madre puede generar gran controversia y resultar muy extraño, pero la medicina cuenta con suficientes argumentos para hacer valer lo contrario. La idea es lograr darle al organismo aquello que necesita para regenerarse por sí mismo, lo que podría consistir en el método más natural.

En la medida que nuestro organismo tiene una cantidad limitada de células madre, en ocasiones no es posible que no sane pues su trabajo no es todo lo eficiente que debiera, o no lo es en relación al avance de la enfermedad.

Los tratamientos con células madre permiten proporcionarle al cuerpo tantas células madre como precise para contrarrestar los efectos de su dolencia. De esta forma se podrían tratar incluso aquellas enfermedades que a día de hoy se consideran incurables.

Como ejemplo, cuando una persona padece un infarto de miocardio, la cantidad de células madre de su corazón no resultará lo suficientemente numerosa y fuerte para producir las células requeridas para sanar la herida del músculo, si bien un trasplante de millones de células madre propiciaría una curación más efectiva y rápida.

Otros artículos que te deberían interesar:

 

Fuentes y Referencias

DMCA.com Protection Status

error: Content is protected !!